Así podríamos cambiar la órbita terrestre para no ser tragados por el Sol