Científicos observan la anomalía gravitacional en la Tierra.