fbpx
Connect with us

Salud

¿Por qué puede fallar una vacuna?

Avatar

Publicado

el

España registra desde hace unos años brotes de paperas más o menos frecuentes: uno de los últimos ha tenido lugar en Salamanca. Muchos de estos pacientes habían sido vacunados. ¿Por qué puede fallar una vacuna?

La parotiditis (paperas) es una enfermedad infecciosa producida por un virus altamente transmisible. Se puede prevenir mediante una vacuna, que está incluida en la triple vírica junto a las del sarampión y la rubeola. En España se recomienda administrar dos dosis: al año y tres años de vida. La vacuna triple vírica se utiliza desde los años 1970 y se fabrica con virus atenuados. Para producirla se han empleado distintas cepas de virus (llamadas Jeryl Lynn, Uribe, Leningrado-Zagreb y Rubini).

La vacuna es segura y efectiva. Dos dosis confieren una protección individual de entre un 90 y un 95 %. En un brote de paperas, el índice de ataque (personas infectadas por cada 100 personas expuestas al virus) entre los individuos vacunados será de entre el 5 y el 10 %, mientras que aumentará hasta un 40 % entre los no vacunados.

El nivel de vacunación de la población necesario para alcanzar la inmunidad de grupo en el caso de las paperas es superior al 90 %. Con este nivel de protección, el virus circula con mayor dificultad y las personas no vacunadas están protegidas, siempre que la distribución de vacunados y no vacunados sea aleatoria. Si los individuos no vacunados se concentran en una escuela o comunidad, la inmunidad de grupo se pierde.

Las paperas han sido prácticamente eliminadas en todos los países del mundo en los que la tasa de vacunación se ha mantenido elevada (superior al 90 %) de forma sostenida en el tiempo.

Sin embargo, la vacuna frente a las paperas no siempre funciona.

Fallos y declives


Una primera posibilidad es que la vacuna no produzca la respuesta inmune esperada (fallo primario). Esto sucedió en España durante el periodo 1990-1999, en el que se utilizó una vacuna con la cepa Rubini del virus de las paperas.

Desafortunadamente, esta cepa ofreció un nivel de protección mucho más bajo del esperado, por causas inmunológicas no establecidas. A partir de 1999 no se administraron vacunas producidas con cepa Rubini. Las otras cepas del virus, especialmente la Jeryl Lynn, no se asocian a fallos primarios.

Representación en 3D del virus de las paperas. Shutterstock

Una segunda posibilidad es que la protección que proporciona la vacuna pierda efectividad con el paso del tiempo (declive de la inmunidad o waning immunity). En algunos estudios, la probabilidad de sufrir paperas aun habiéndose vacunado correctamente con las dos dosis aumenta un 10 % por año.

Este hecho resulta insuficiente para explicar el porqué de los brotes actuales de paperas. De ser así aparecerían todo el rato y no de vez en cuando como sucede en realidad.

La causa del declive de la inmunidad frente a las paperas puede deberse al éxito de la propia vacuna: dado que apenas hay casos, el virus (que sigue circulando en todo el mundo) tiene menos oportunidades de entrar en contacto con la población. Por ello, nuestra respuesta inmune no se enfrenta al refuerzo periódico (boosting) que supone el contacto esporádico con dicho virus.

Otra posibilidad es que existan diferencias antigénicas entre el virus empleado en la vacuna y el natural (wild-type), que se encuentra en el ambiente. Esto permitiría un cierto grado de escape inmunológico.

El genotipo del virus que hoy circula es el G o posterior, mientras que las vacunas emplean genotipos A y B. Estas diferencias antigénicas pueden afectar la potencia relativa de los anticuerpos dirigidos frente a cepas de virus heterólogas, pero no anulan su capacidad para neutralizar el virus.

A partir de 1980 se observó que en varias epidemias de paperas los casos se presentaban en personas correctamente vacunadas, de edad más avanzada (adolescentes y adultos jóvenes) y no tanto en niños. El entorno donde se dan estos brotes suelen ser escuelas, institutos o universidades, donde los estudiantes están en contacto directo, prolongado e intenso. En estos entornos, la cantidad de virus (inóculo) a los que se exponen los estudiantes es lo suficientemente elevado como para lograr escapar a la protección que proporciona la vacuna.

¿Y qué hacemos?


Seguir investigando hasta encontrar una vacuna de las paperas más efectiva e igual de segura es una opción, aunque nada sencilla. Otra posibilidad es revisar la política de salud pública con respecto a la vacunación. Habría que considerar, y evaluar adecuadamente, la introducción de una tercera dosis de la vacuna alrededor de los 18 años de edad. O una dosis de refuerzo en la edad adulta.

Las vacunas preparan a nuestro organismo para reconocer al virus y así responder de modo más rápido y efectivo ante su ataque. Esto limita su capacidad de invasión y el desarrollo de enfermedades, reduce la gravedad de las mismas, sus complicaciones y mortalidad asociada.

Por eso, aun con todos los posibles inconvenientes comentados en el caso de las paperas, la mejor protección posible, tanto individual como colectivamente, es la vacunación.The Conversation

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

Salud

¿Por qué las farmacias piden receta para comprar un paracetamol?

Avatar

Publicado

el

Pixabay

Muchos hemos recurrido al paracetamol en alguna ocasión para tratar algún dolor de cabeza, articular, por golpes o fiebre elevada. Este conocido medicamento pertenece al grupo terapéutico de los paraaminofenoles, y se caracteriza por sus efectos analgésicos y antipiréticos que calman el dolor y reducen la fiebre, respectivamente.

A diferencia del también muy empleado ibuprofeno, no posee propiedades antiinflamatorias. Esto limita su utilidad para el tratamiento de dolencias que cursen con inflamación como dolor de garganta, esguinces, y artritis, a pesar de las posibles creencias populares.

Este año se ha producido un gran revuelo sobre la aparente nueva necesidad de acudir al médico para conseguir una receta que permita comprar paracetamol en una oficina de farmacia. A continuación, descubriremos cuáles han sido las motivaciones y en qué consisten realmente las nuevas medidas de control sobre este afamado fármaco.

¿Qué peligros puede conllevar el uso de paracetamol?


Aunque el paracetamol goce de una elevada seguridad, avalada por los más de 30 años de experiencia desde el inicio de su aprobación por parte de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, es importante tener en cuenta los peligros de un consumo superior a las dosis recomendadas.

Lo más habitual es tomar un comprimido o sobre (cuya composición en gramos puede variar) cada 8 horas, que coinciden aproximadamente con las tres comidas principales del día. Sin embargo, en dolores más acentuados se puede incrementar el número de tomas. Precisamente en estos casos debemos ceñirnos bien a lo que indique el médico o farmacéutico, o a lo que refleje el prospecto.

Debido a que el paracetamol se convierte en nuestro organismo en otro compuesto que puede ser muy dañino para el hígado, es muy importante saber que la dosis máxima que se puede ingerir dentro del margen de seguridad son 4 gramos. En la práctica equivaldría a tomar cuatro comprimidos de 1 gramo de paracetamol al día. Superada esta cantidad aumentaría de forma significativa la probabilidad de un fallo hepático que podría tener consecuencias fatales.

La importancia de la receta


En realidad, no es nada nuevo que un paciente deba acudir a la farmacia con receta para que le puedan dispensar paracetamol. La necesidad de disponer de la prescripción del médico depende principalmente de la dosificación y del número de comprimidos que contenga la caja.

Las presentaciones con comprimidos o sobres que contengan 500 o 650 miligramos de paracetamol o, de forma general, aquellas que contengan 1 gramo pero con un máximo de 10 comprimidos (salvo alguna excepción concreta), no necesitan receta.

Por el contrario, los medicamentos que contengan más de 10 comprimidos (habitualmente 20 o 40) de 1 gramo de paracetamol sí la requieren conforme a una normativa que entró en vigor en 2017.

¿Qué ha motivado las restricciones en farmacias?


Las cifras recientes indicaban una venta de las presentaciones de paracetamol que requieren prescripción médica muy superior a las recetas que se habían emitido. Este hecho sugería riesgos asociados a un uso indebido, especialmente por emplear dosis superiores a las que realmente son eficaces (500 o 650 miligramos) para la mayoría de dolencias en las que el paracetamol puede ser de ayuda.

Con el objetivo de evitar la aparición de efectos adversos asociados a la toma de dosis elevadas de paracetamol, las autoridades sanitarias decidieron incrementar la restricción a su acceso. De esta forma, no se exige al paciente que a partir de ahora aporte la receta (como si de un nuevo impedimento se tratase). Solo se asegura que lo haga conforme a la normativa que ya estaba vigente desde hace tiempo.

Este mayor control ahora se realiza gracias al nuevo Sistema Español de Verificación de Medicamentos, a pesar de que su objetivo principal es bien distinto al que nos atañe aquí.

Debemos ser racionales con el uso de los medicamentos


Es necesario recalcar que no siempre la mayor dosis de un fármaco va a ser la que controle los síntomas de forma más eficaz y segura. Ejemplos como el del paracetamol y el ibuprofeno evidencian la necesidad de hacer hincapié en conseguir una relación beneficio-riesgo adecuada. ¿Y esto qué implica? Seleccionar una pauta óptima. En otras palabras, una dosis, número de tomas al día y duración del tratamiento que permitan atajar eficazmente la dolencia y minimizar los posibles daños colaterales.

A pesar de ser muy evidente, no hay que dejar de insistir en la importancia de seguir siempre las recomendaciones del médico y farmacéutico para tomar paracetamol y cualquier medicamento a las dosis e intervalos de tiempo adecuados. Para ello, todos debemos ser coherentes y responsables y hacer un uso correcto, independientemente de si se requiere receta médica o no.

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

Seguir leyendo

Salud

Bancada de ciberseguridad alistará proyecto ante ataques a datos privados de hospitales

Avatar

Publicado

el

Por

Cuando justamente hoy se dio a conocer el secuestro de datos a ECM, empresa proveedora de exámenes de imagenología para grandes hospitales, parlamentarios de gobierno y oposición se reunieron para impulsar la Bancada por la Ciberseguridad, que busca generar una alianza transversal entre el Senado y la Cámara de Diputados para enfrentar el desafío de construir una sociedad digital segura.

Para el senador Kenneth Pugh, gestor de la iniciativa, “hemos visto los recientes ciberataques, algunos de ellos expresados como secuestro de datos sensibles, como lo son los datos de salud, que son los que más se deben proteger”.

El legislador por la región de Valparaíso explicó que “como bancada queremos pedir al Estado y al Ejecutivo que sean capaces de darnos una institucionalidad, para lo cual necesitamos trabajar en equipo y nos comprometemos a levantar este conocimiento para sacar adelante la institucionalidad en ciberseguridad que Chile necesita”.

Voces de integrantes


Los miembros de la nueva bancada coincidieron en la importancia de enfrentar las amenazas que trae consigo la revolución tecnológica. En ese sentido, el diputado Jorge Alessandri (UDI), hizo hincapié en la urgencia de dar un marco normativo a este ámbito.

“Iniciamos la ronda de reuniones con Mario Farren, asesor presidencial de ciberseguridad, que es un asesor sin institucionalidad. Por eso, nos hemos puesto como meta, de aquí a 60 días, trabajar en conjunto con el Ejecutivo en una legislación que le dé institucionalidad a nuestra ciberseguridad. Los últimos ataques han sido certeros hacia ciertos servicios primordiales para la ciudadanía, por lo que hemos pedido al ministro del Interior que el Estado no contrate nunca más un servicio tecnológico que no venga con un resguardo antiataques de ciberseguridad”.

El diputado Eduardo Durán, en tanto, agradeció la invitación del senador Pugh a trabajar de forma clara y definitiva en la protección de los servicios informáticos de nuestro país. “La banca se ha mencionado, la seguridad, la defensa nacional y tantas otras instituciones que en el último tiempo han sido comprometidas y amenazadas. Esperamos que esta instancia sea un paso propicio para defender los datos informáticos en el quehacer nacional”, expresó Durán.

Según el diputado DC, Miguel Ángel Calisto, “con esta bancada buscamos levantar iniciativas legislativas, pero también trabajar coordinadamente con el Ejecutivo para dar un salto en materia tecnológica, por ejemplo, implementar la tecnología blockchain, que hoy están empezando a ocupar muchos países, lo que nos permitiría precisar y validar datos, además del resguardo absoluto de nuestra información”.

En tanto, su par, Guillermo Ramírez (UDI), dijo que la idea que los unió es el conocimiento de que “la tecnología va permanentemente avanzando, pero con ello, también las amenazas. Creemos que Chile hoy no está preparado para enfrentarlas”. Finalmente, dijo esperar con esta nueva alianza se logre “proteger a nuestras FFAA, a los servicios básicos, los bancos, ministerios que han sido objeto de ataques, de tal forma de que tengamos una institucionalidad que se parezca a los países desarrollados”.

Seguir leyendo

Salud

Ataque informático a hospitales vulnera datos privados de pacientes y será investigado por Transparencia

Avatar

Publicado

el

Por

Tras conocerse sobre el ataque informático que afectó a una empresa proveedora de servicios de imagenología digital para el Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente (SSMSO) y sus hospitales, el Consejo para la Transparencia (CPLT) reaccionó a través de su presidente, Jorge Jaraquemada, afirmando que este “tipo de vulneraciones una vez más pone el acento en lo urgente e importante que es avanzar en la modernización de la ley sobre protección de datos personales”.


Lo anterior dado que la compañía afectada provee una plataforma de imageneología a grandes recintos hospitalarios -entre ellos el Sótero del Río y San José de Maipo- y maneja, entre otra información personal, exámenes médicos, considerados datos personales sensibles. Según se informó, la entidad contratada por el servicio de salud habría identificado la presencia de un virus informático conocido como ransomware, el que “secuestra” la información digital de la organización, impidiendo el acceso o uso de ésta hasta el pago de un “rescate”.

Pese a que autoridades de salud han descartado la eventual pérdida de información personal de pacientes, se generó la interrupción temporal de los servicios y se restringió el acceso a registros por parte del personal médico. A raíz de esta vulneración a la seguridad de la empresa, Jaraquemada instó a las autoridades competentes a intervenir: “Se requiere que las autoridades inicien las investigaciones administrativas necesarias para aclarar esta situación. Toda vez que la información almacenada por este tipo de servicios corresponden a exámenes médicos, los que son considerados datos personales sensibles y que se encuentran especialmente protegidos, tanto por la ley sobre datos personales como por la normativa sobre derechos y deberes del paciente”, señaló.

Cabe destacar que en base a la letra m) del artículo 33 de la Ley de Transparencia el CPLT es el órgano mandatado a velar por el cumplimiento de la protección de datos personales en los órganos del Estado, por tanto, el titular de la entidad anunció que se revisará el caso en sesión del Consejo Directivo para definir si existe algún incumplimiento de parte de organismos públicos.

En paralelo, el titular del CPLT insistió en el llamado que ha estado haciendo el Consejo en el último tiempo a “poner un límite a través de la aprobación de la nueva ley sobre protección de datos a hechos que requieren un actuar inmediato y sanciones en el corto plazo, lo que no es posible de acuerdo a lo establecido en la normativa vigente en la actualidad”.

Actualmente, la normativa que regula el tratamiento y protección de datos personales, de 1999, no contempla una agencia u órgano a cargo de garantizar la fiscalización en el mundo privado. Situación que enmienda la última indicación sustitutiva del Ejecutivo que se tramita hoy en el Senado y entrega esa facultad al CPLT.

En este sentido, Jaraquemada detalló, además, que en el caso de que estuviera aprobado el texto actual del proyecto de ley sobre la materia “habría sido el Consejo para la Transparencia la autoridad responsable de la protección de los datos personales de estos pacientes y existiría un protocolo de actuación inmediato que incluye que las instituciones afectadas informaran sobre el fallo de seguridad para conocer en detalle lo ocurrido y medidas para enfrentarlo”.

“El Consejo habría iniciado un proceso de fiscalización para identificar los eventuales incumplimientos a la ley y podría fijar fuertes sanciones económicas para los que resultaran responsables por los tratamientos indebidos de datos derivados de un ataque como éste, los que debemos erradicar, en particular con miras a la digitalización en salud que es el camino por el cual se está avanzando”, detalló.

El titular de Transparencia instó también a trabajar en un proyecto de ley marco sobre ciberseguridad, el que “junto con crear una institucionalidad especializada que se haga cargo de esa dimensión del problema, establezca obligaciones y altos estándares de ciberseguridad a las empresas proveedoras del Estado, especialmente aquellas que tratan información sensible de todos los chilenos”.

Seguir leyendo
Publicidad

Síguenos en Facebook

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados para los contenidos y marca de El Rework.