fbpx
Connect with us

Internacional

ADN a favor de los chilenos acusados en Malasia

Raúl Reyes

Publicado

el

Malasia

Este viernes la policía forense de malasia entregó el informe donde descarta presencia de sangre y algún tipo de relación íntima con la víctima, así como tampoco sudor o tejidos de los acusados.

Fernando Candia y Felipe Osiadacz, acusados del asesinato de una mujer transexual en Malasia. El policía forense llevó la prueba más evidente en esta arista, se trata de la camiseta de Felipe, la cual se encontraba en mal estado haciendo difícil el reconocimiento de la parte delantera y trasera de este.

Esta prueba fue fundamental para realizar análisis, los cuales fueron positivos para la defensa chilena. Venkateswari Alagendra, abogada defensora, señaló que esta prenda fue uno de los errores de procedimiento cometidos en el análisis forense, ya que, se analizó como si fuera una de las pertenencias de la víctima.

Otras prendas analizadas


  • Los zapatos de tacón de la persona fallecida.
  • Vestido también rojo, ligeramente rasgado en la zona del escote.
  • Cazadora vaquera.
  • Dos sujetadores sin tirantes y unas medias.
  • Las tarjetas de embarque de Felipe y Fernando.
  • Siete trozos del espejo que se rompió durante el forcejeo.

En cuanto al procedimiento del análisis, el forense no dio la causa de la muerte de la víctima y solo se le requirió que comprobara si había manchas de sangre o semen.

En su informe concluye que no hay ni una gota de sangre y en el análisis realizado de la zona rectal de la víctima, sí  se encontraron restos de semen de dos personas, pero ninguna corresponde a los acusados. Por lo que descarta todo tipo de encuentro íntimo con la prostituta.

Seguir leyendo
Advertisement

Internacional

Muy distinto a lo que dice Trump: Cada vez llegan menos mexicanos a Estados Unidos

Avatar

Publicado

el

Érase una vez, no hace mucho, una época en la que los mexicanos dominaban el flujo migratorio hacia los EE. UU. La migración mexicana aumentó durante gran parte del siglo XX y hasta el inicio del siglo XXI.

Pero ya no es así.

El número de migrantes mexicanos cayó durante la recesión económica y sigue disminuyendo incluso después de que la economía estadounidense se haya recuperado.

La reducción de la migración mexicana


Los datos anuales de la American Community Survey, que analizo en mi investigación sobre la migración mexicana, demuestran que el número de mexicanos nacidos en el extranjero que han migrado a los EE. UU. cada año disminuyó desde 2003 a 2017.

Los números cuentan la historia, con el volumen de migración mexicana decreciendo de casi 1,7 millones en 2003-2007 a 778.000 en 2013-2017. Esto representa una caída del 53 %.

La proporción de mexicanos dentro de todas personas nacidas en el extranjero que migraron a los EE. UU. disminuyó pronunciadamente en el mismo periodo de tiempo, de 28,9 % a 9,6 %. México ha pasado de ser el país que enviaba a la mayoría de migrantes en los EE. UU. al tercer puesto, por detrás de la India y China.

El declive en la migración mexicana es evidente a lo largo de toda la nación. Solamente nueve estados, incluyendo Luisiana, Massachusetts y Montana, que tienen poblaciones de origen mexicano muy pequeñas, experimentaron un pequeño crecimiento en el número de migrantes mexicanos entre los periodos de 2003-2007 y de 2013-2017.

En California hubo una disminución de 275 000 migrantes mexicanos durante estos periodos y en Texas de casi 104 000.

Veinticinco estados recibieron menos de la mitad del número de migrantes de México que los que habían llegado en la década anterior.

Un caso único

Pero, seguramente, esta disminución no es exclusiva de México, ¿verdad?

En realidad, hay más migrantes que se han trasladado recientemente a los EE. UU. que en la década previa. México destaca como una excepción en su disminución de migrantes a los EE. UU.

Entre los periodos de 2003-2007 y de 2013-2017, la migración total aumentó un 41 % en EE. UU. y se incrementó también en todas las regiones del mundo.

De hecho, los EE. UU. observaron un crecimiento de 81 % en migrantes procedentes de países hispanohablantes de América Latina y el Caribe, subiendo de casi 726 000 en 2003-2007 a un poco más de 1,3 millones en 2013-2017. El número de migrantes de Asia subió más del doble, y la cantidad de África creció un 86 %.

Estos patrones son consistentes en todos los EE. UU. Durante el mismo periodo de tiempo, solamente nueve estados tuvieron un aumento de migrantes mexicanos, mientras que 48 estados experimentaron un incremento de migrantes en general.

¿Por qué la disminución de migrantes mexicanos?

Hay numerosas explicaciones para el descenso exclusivo de migrantes mexicanos.

Por ejemplo, la militarización de la frontera estadounidense-mexicana desde el 9-11 ha hecho más difícil cruzarla. El coste de contratar coyotes, contrabandistas de humanos, ha subido de forma exorbitante durante la última década.

Además, las administraciones presidenciales de Obama y Trump aumentaron significativamente el número de personas detenidas y deportadas de los EE. UU., muchas de ellas mexicanas.

Por otra parte, la economía de México ha mejorado, y los trabajadores mexicanos ahora tienen más oportunidades laborales en su propio país. México ha llegado a ser recientemente líder mundial en la preparación de ingenieros y científicos informáticos, casi triplicando el número de ingenieros entre 2000 y 2015.

Es más, la tasa de fecundidad en México ha caído considerablemente, de una media de aproximadamente 7 nacimientos por mujer en 1960 a 2,1 en 2019. La presión demográfica para crear empleos para una gran fuerza laboral joven ha disminuido y probablemente seguirá en esa trayectoria en las próximas décadas.

¿Qué podemos esperar en el futuro?


Hay evidencia de que los migrantes mexicanos que llegan a los EE. UU. hoy son significativamente distintos de sus compatriotas de hace más de una década.

Tradicionalmente, los migrantes procedentes de México han sido principalmente hombres con recursos educativos y económicos limitados. En su mayor parte, fueron destinados a trabajos de salarios bajos en los sectores de la agricultura, construcción y servicios.

Sin embargo, como mi propia investigación ha demostrado, los migrantes mexicanos que han llegado recientemente tienden a tener un mayor nivel educativo y un inglés más fluido. También, en comparación con los migrantes anteriores, un porcentaje más alto son ciudadanos estadounidenses.

Además, este pasado mayo un informe del Instituto de Política Migratoria, un centro de investigación localizado en Washington DC, notó un aumento significativo de migrantes mexicanos cualificados en los EE. UU.

El informe indica que el número de migrantes mexicanos con un título de bachillerato o un nivel educativo más alto creció dos veces y media más entre 2000 y 2017, aumentando de 269 000 en 2000 a 678 000 en 2017. Los mexicanos ocupan hoy el cuarto lugar en el número de migrantes en los EE. UU. con este nivel educativo, por detrás de la India, China y las Filipinas.

¿Volverá el nivel de migración de México a los EE. UU. a los niveles observados a finales del siglo XX y a comienzos del siglo XXI? Desde mi punto de vista, es improbable.

México está experimentando un cambio demográfico significativo que resultará en el envejecimiento de su población y mano de obra, al igual que una transformación tecnológica considerable evidenciada por el número creciente de mexicanos en los campos de ciencia y tecnología.

También sospecho que la retórica severa y la descripción negativa de los mexicanos dada por Trump, así como el reciente tiroteo masivo en El Paso dirigido contra los “invasores” mexicanos, les hacen más reticentes a venir a este país.The Conversation

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

Seguir leyendo

Internacional

El corazón de África también sufre de los incendios y la sequía

En Angola hasta la fecha hay 10.000 incendios que afectan el centro del continente a diferencia de los 2.127 de Brasil.

Avatar

Publicado

el

La zona del mundo que más se quema anualmente está en el corazón de África y rodea la cuenca del Congo (fig. 1), donde se encuentra el segundo bosque tropical más importante del mundo. Estos incendios están ligados a prácticas agrícolas ancestrales. Pero, aunque el fuego no es un problema, sí lo es la sequía que está secando el bosque tropical.

Figura 1. Área quemada en el mundo durante 2018 según el satélite MODIS de la NASA. El 70 % de los incendios se dan en la sabana africana, rodeando al bosque tropical de la cuenca del Congo. Sistema EOS (LANCE) del Sistema de Información y Datos de Ciencias de la Tierra de la NASA

Frecuencia de incendios en la sabana


El 70 % del área quemada anualmente se concentra en sabanas, que arden regularmente cada 10 o 20 años. El clima estacional, con una época lluviosa y otra seca, favorece la producción de hierba, que luego se convierte en pasto para el fuego. Pero la vegetación está adaptada a esas condiciones y se recupera sin mayor dificultad.

A la sabana africana se le añaden, además, prácticas agrícolas que usan el fuego como técnica fertilizante. La técnica, denominada como roza y quema (slash and burn en inglés), se basa en dejar la tierra durante 10 o 20 años en barbecho. Transcurrido ese tiempo, se quema el matorral que ha crecido y las cenizas se usan como fertilizante del suelo. Seguidamente se cultiva la tierra durante, aproximadamente, un lustro. Después, se reinicia el ciclo volviendo al barbecho. Se trata de una práctica ancestral que lleva siglos, si no milenios, realizándose.

Estos dos factores (la alta recurrencia de incendios en la sabana y la roza y quema) hacen de la sabana del centro de África la zona del mundo con más incendios. Esto tiene repercusiones climáticas.

Como se aprecia en la figura 2, la tendencia temporal en las emisiones de carbono (un indicador del área quemada) es estable y no ha aumentado en los últimos años. Ahora bien, la magnitud de las emisiones es equivalente al 10 % del total de las emisiones de gases con efecto invernadero.

Figura 2. Emisiones anuales de carbono (Tg C anual) desde 1997 hasta 2016 derivadas de los incendios forestales a nivel global: sabana (amarillo), bosque boreal (verde oscuro), bosque templado (verde claro), deforestación en los trópicos (gris), turberas (negro) y quemas agrícolas (rojo). Adaptado de van der Werf et al. 2017, Author provided

Incendios en África y Sudamérica: diferencias


La sabana rodea la selva tropical de la cuenca del Congo. Esta selva es la segunda en extensión a nivel global, por detrás del Amazonas, pero existen importantes diferencias tanto en las causas como en la repercusión de los incendios entre ambas.

Los incendios en el Amazonas ocurren en el bosque y están principalmente ligados a la deforestación. Los incendios africanos ocurren predominantemente en la sabana, por las razones anteriormente apuntadas.

Ahora bien, en algunos casos, la roza y quema también se usa como método para la expansión de zonas agrícolas a expensas del bosque tropical. Es uno de los motores de la deforestación en la zona, junto con la extracción de leñas y carbón. Aunque la tasa de deforestación en la cuenca del Congo es del 0,23 % anual, casi la mitad de la tasa que se da en el Amazonas (0,4 % anual).

El corazón tropical de la sabana se seca


Aunque existe cierto nivel de deforestación, el principal problema de la cuenca del Congo es la sequía. Los datos de satélite han detectado disminuciones en la cobertura arbórea en las últimas décadas. Esta tendencia se debe a aumentos en la sequía en la zona. A día de hoy, se considera que la principal amenaza para el bosque tropical de la cuenca del Congo no son los incendios ni la deforestación, sino el cambio climático.

La cuenca del Congo representa un santuario para la biodiversidad a la par que un imprescindible regulador del clima. A los bosques tropicales se les suele llamar los pulmones del planeta. La metáfora no deriva de su capacidad para oxigenar la atmósfera (que es limitada), sino de su capacidad para eliminar grandes cantidades de CO₂ del aire. Esto es, los bosques tropicales son un sistema natural de aire acondicionado planetario: sin ellos, el calentamiento global se intensificará. En el caso africano, el bosque tropical sirve para absorber y contrarrestar las ingentes emisiones de los incendios.

Cómo contrarrestar la sequía


En lo que respecta a las vidas de los agricultores de África central, los aumentos en la sequía y población pueden poner en jaque el sistema tradicional de agricultura, basado en la roza y quema. Ahora bien, estos sistemas admiten cambios productivos que intensifiquen la productividad de forma sostenible. La seguridad alimentaria en la zona no está amenazada si se adecua el sistema de producción.

Otro asunto es salvar el bosque congoleño de una sequía en aumento. Gestionar bosques tropicales maduros, de forma que se mantengan sus propiedades esenciales, es un reto para la ciencia forestal actual. Es posible que se produzca de forma natural una sustitución de especies, de manera que las especies perennes sean reemplazadas por especies caducifolias, más resistentes a la sequía. Esta sustitución de especies repercutiría sobre la biodiversidad y capacidad de asimilar carbono de estos ecosistemas.

No quiero terminar este artículo sin mencionar que, aunque los incendios no representan una gran amenaza para la selva congoleña, tampoco son del todo inocuos. El humo que se desprende durante la quema afecta negativamente a la lluvia. Por eso, los incendios contribuyen, aunque de forma indirecta, a la sequía del África tropical.The Conversation

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

Seguir leyendo

Internacional

Colombia Humana acusa a la extrema derecha por los escenarios de violencia en el país

Jean Muñoz Iturriaga

Publicado

el

Foto: León Darío Peláez

El viernes pasado el movimiento Colombia Humana se movilizó en Francia por el "respeto el país sudamericano a los acuerdos de paz firmados con las FARC-EP y el cese de los asesinatos de líderes sociales."


Según recoge Prensa Latina, Hernando Franco representante de la organización, acusó a la extrema derecha colombiana por el escenario de violencia que reina en el país.

"Hay una clara voluntad de liquidar los acuerdos de paz de 2016 entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), algo muy peligroso", declaró.

Según Franco, debido a los incumplimientos - que él indica- dan oportunidades para que el "Ejército Nacional asesinen a dirigentes sociales y a campesinos que luchan por el derecho a la tierra".

Por su parte, el excandidato presidencial colombiano, Gustavo Petro, estuvo el fin de semana en Francia, donde denunció la persecución y los crímenes sufridos por líderes sociales, en un encuentro con la responsable para las Américas de Amnistía Internacional en la nación europea, Genevieve Garrido.

Seguir leyendo
Publicidad