fbpx
Connect with us

Deportes

El caso Semenya: una disputa ética y legal que debería preocuparnos a todos

Avatar

Publicado

el

A comienzos del año pasado, la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo(IAAF) incluyó nuevas regulaciones que obligaban a la campeona olímpica sudafricana de 800 metros Caster Semenya –así como a otros corredores de media distancia con diferencias de desarrollo sexual– a bajar sus niveles de testosterona, que resultan ser altos por naturaleza.


En febrero de 2019, el equipo legal de Semenya argumentó que esta normativa era inválida, pero en mayo el Tribunal de Arbitraje Deportivo dictaminó que la discriminación en el deporte es legal siempre que esté justificada.

La manera en la que la IAAF ha lidiado en este asunto con Semenya plantea serias cuestiones éticas y legales. Y Semenya no es la única atleta involucrada. Este caso va más allá de la diferencia en el desarrollo sexual: alcanza la raíz fundamental de la dignidad humana, la privacidad de cada atleta que participa en campeonatos mundiales.

Surgen dilemas éticos sobre la manera en la que se llevó a cabo todo el proceso de investigación que condujo a la decisión. A su vez, las disyuntivas legales giran en torno a los graves problemas que plantea este caso respecto a los derechos fundamentales, en particular por cómo se ha tratado a varias atletas.

En un artículo que escribí hace dos años (“Puedes participar siempre y cuando no ganes: Perspectivas legales sobre las normas relativas a la participación de mujeres con hiperandrogenismo en el atletismo femenino”) analicé los grandes problemas éticos y legales que creo que presenta el caso de Semenya, al igual que el de otras docenas de mujeres.

A mi juicio, se está señalando a estas mujeres porque son diferentes. Si Semenya tuviera otro aspecto, si fuera una rubia despampanante o si no ganara, hoy no estaríamos teniendo este debate.

Mi gran preocupación es que, si este fallo por parte del Tribunal de Arbitraje Deportivo sigue sin ser cuestionado, esta manera de pensar y de comportarse podría llegar a adoptarse también en el Comité Olímpico Internacional, el organismo general que regula el deporte. Lo que, a su vez, afectará a todos sus afiliados: los comités olímpicos nacionales, las federaciones internacionales, como la IAAF y la FIFA, y las asociaciones nacionales que dependen de ellos.

Y esto sería un grave error.

La cuestión ética


El principal problema radica en la manera en que la IAAF llevó a cabo la investigación.

En un evento como el Campeonato Mundial de Atletismo, la IAAF es la responsable de realizar las pruebas antidopaje. Por tanto, establece estaciones de control y recoge las muestras de los atletas.

Como parte del proceso, los deportistas que firmen acuerdos para participar en el Campeonato Mundial de Atletismo también dan su consentimiento a la IAAF para que realice estas pruebas. Parte de ese consentimiento recoge también que, de acuerdo con la normativa, las muestras serán guardadas durante un máximo de 10 años. Los miembros de la IAAF pueden volver a realizar las pruebas más tarde, pero también pueden iniciar una investigación relacionada con el antidopaje.

Este aspecto es crucial.

En realidad, lo que sucedió fue que en 2011 y 2013 la IAAF solicitó muestras de orina y sangre a los atletas alegando que se estaba desarrollando lo que se denomina un “pasaporte biológico”, es decir, un perfil biológico del atleta. Cualquier anomalía repentina podría suponer que existen indicios de dopaje o de algún otro problema.

Caster Semenya, momentos antes de la tomar la salida en los 800 m de la reunión de la Diamond League en Doha, a principios de este mayo (Kamran Jebreili / AP)

La cuestión es que la IAAF remitió estas muestras a su comisión médica, la cual llevó a cabo su propia investigación para determinar los niveles hormonales de los atletas.

El argumento de la IAAF es que se trata de dopaje, pero la Agencia Mundial Antidopaje declaró en el caso Dutee Chand que las regulaciones sobre el hiperandrogismo o la diferencia de desarrollo sexual no tenían nada que ver con el antidopaje.

Esto plantea la pregunta: Si las muestras biológicas que han sido recogidas por una entidad para un propósito concreto son remitidas a otra entidad para realizar investigaciones para las que no se ha dado el consentimiento, ¿se trata de un uso lícito de esa muestra?

Los principios éticos de la investigación biológica moderna y la atención médica están recogidos en la Declaración de Helsinki. A pesar de no ser un documento jurídicamente vinculante a nivel internacional, sí que establece el estándar para muchos países, como Sudáfrica, que han desarrollado sus propias leyes biomédicas.

En Corea del Sur –donde se realizaron las pruebas– la Declaración de Helsinki condujo a la adopción de la Ley de Bioética y Seguridad, que recoge que para llevar a cabo cualquier tipo de investigación biomédica se necesita el consentimiento informado del individuo. Pero no se informó a ninguno de los atletas –y he hablado con bastantes que han participado en estos campeonatos– de que estas muestras podían ser utilizadas en una investigación hormonal.

Muchos países tienen normas similares. Por ejemplo, Mónaco, donde tiene su sede la IAAF, contempla el requisito de que haya un consentimiento informado adecuado.

Todas estas leyes tienen en común la condición de que el consentimiento puede retirarse en cualquier momento y no debería conllevar ninguna penalización. Pero que no se produzca un consentimiento informado adecuado sí es un delito penal.

Esta cuestión se ha planteado repetidamente ante la IAAF durante todo el proceso, pero ha sido en vano.

Todavía estoy esperando un documento o prueba que demuestre que alguno de los atletas fue informado adecuadamente del propósito de la investigación, de quién la llevaría a cabo, de cuáles serían las posibles consecuencias, qué supondría para el atleta o cómo se protegería su identidad durante el proceso.

La IAAF no ha sido capaz de aportar ninguna prueba. Pero el Tribunal de Arbitraje del Deporte desestimó estos argumentos y aceptó todas las pruebas reunidas, a pesar de no existir consentimiento informado previo.

Derechos Humanos


La segunda cuestión fundamental tiene que ver con el importante dilema que se plantea en materia de derechos humanos.

Los derechos a los que me refiero están recogidos en el Convenio Europeo de Derechos Humanos, concretamente en los artículos 2 y 8.

Permítanme comenzar con el artículo 8, que creo que debería haber sido aplicado y que, de hecho, fue uno de los que se planteó ante el Tribunal. Este artículo dispone que toda persona tiene derecho al respeto a la vida privada y familiar. En el caso Solomakhin contra Ucrania, por ejemplo, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dictaminó que cualquier intervención médica obligada, aunque sea de menor importancia, constituye una injerencia en este derecho.

En efecto, coaccionar a una atleta sana para que tome un tratamiento hormonal conlleva sin duda una intervención médica obligada. Pueden argumentar que ella tiene la opción de no hacerlo. Pero la realidad es que no hay elección.

Por su parte, el artículo 2 del Convenio Europeo de Derechos Humanos y Biomedicina establece que el interés por el bienestar de cada ser humano prevalece sobre el interés de la sociedad.

Incluso la constitución de la IAAF, en su artículo 3, se compromete con los derechos humanos con valores éticos, mientras que la Carta Olímpica se opone a cualquier forma de discriminación y apoya a la mujer, la igualdad entre hombres y mujeres, y el deporte para todos.

Pero han quedado al descubierto y se han retratado como promesas vacías.

Traducido por Esther Rupérez Pérez con la colaboración de Casa África.

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

Deportes

Muere Kobe Bryant tras estrellar su helicóptero en California

Javier Negrete Yáñez

Publicado

el

Kobe Bryant

La retirada estrella del baloncesto, Kobe Bryant, falleció a los 41 años de edad junto con cuatro acompañantes que iban en el transporte aéreo.

El ex jugador de Los Ángeles Lakers murió tras caer en las cercanías de Calabasas, California. Según reportó el medio norteamericano TMZ, la densa neblina que había en el momento pudo ser causa del accidente. Cabe destacar, que no hubo sobrevivientes.

Bryant tuvo una exitosa carrera en los Lakers, en sus 20 años como integrante del equipo, ganó cinco veces el torneo de la NBA. Además, fue elegido como el jugador más valioso del torneo dos veces y también fue MVP el 2008.

Tras su retiro del profesionalismo, Kobe Bryant iba a ser incluido, este año, en el Salón de la Fama de la NBA. El club amarillo, para honrar su trayectoria, decidió retirar los números que ocupó en el conjunto, el 8 y  24. Recordamos que el difunto jugador, es el cuarto máximo anotador de los Lakers, superado por LeBron, Malone y Abdul-Jabbar. Este último es el primero con 38.387 puntos.

También puedes leer

-Salvador Dalí, el gran científico que nunca recibió clases

-Mitos y realidades sobre la gripe y su vacuna

-Cuenta regresiva: este viernes llega la beta de Legends of Runaterra

Seguir leyendo

Deportes

Roger Federer triunfó sobre Zverev en su primera visita a Chile

El encuentro se disputó en el Movistar Arena.

Javier Negrete Yáñez

Publicado

el

Mega

En un partido de exhibición, en Santiago, el mejor tenista de todos los tiempos Roger Federer, venció al joven  Alexander Zverev  por 6-3, 4-6 y 6-4 en casi dos horas de partido.


Federer en los dos primeros sets mostró seriedad y dejó dotes de su gran tenis. Ya en la parte final del match dio señales de relajo y hasta comenzó a jugar con el público.

Tras el término del encuentro y su victoria, frente al siete del mundo, habló con la audiencia, agradeciendo la asistencia de 13 mil personas que vinieron a ver el partido.

El reloj suizo además habló de Garín y Jarry, señalando que: “son grandes jugadores que les darán grandes alegrías en el futuro”

Con esto, Roger termina su visita a Chile y continuará su tour por Latinoamérica para finalizar su año tenístico.

Seguir leyendo

Deportes

El CrossFit es bueno para la salud, pero debe practicarse con profesionales

El ascenso de este deporte ha sido meteórico. ¿Hablamos de una moda o de verdad cuenta con beneficios interesantes para nuestro cuerpo?

Avatar

Publicado

el

Pixabay

De todas las propuestas de ejercicio para la salud la que más ha crecido en los últimos años es el CrossFit. Esta modalidad de ejercicio es propiedad de la empresa del mismo nombre fundada en los Estados Unidos el año 2000, y ha tenido un ascenso meteórico a escala internacional.

Prueba de ello es que el número de gimnasios específicos de CrossFit o “boxes” (término utilizado por los centros afiliados) se sitúa ya en más de 15 000 en todo el mundo. Esta cifra es nada despreciable si tenemos en cuenta que la cadena internacional con más gimnasios convencionales, Planet Fitness, cuenta con un total de 1 500 centros, si bien es cierto que el modelo de negocio de CrossFit no es el convencional de franquicias que prolifera en el sector.

En España ha entrado con mucha fuerza, y está dentro del selecto grupo de los 15 países del mundo con más gimnasios afiliados. Hablamos de un total de 454, cifra que aumentó el útimo año en un 23 %.

Top 15 de países con más gimnasios de CrossFit® en el mundo. Fuente: www.morningchalkup.com.

Como en toda actividad de éxito, los seguidores y los detractores de esta modalidad se pueden contar casi a partes iguales. Los primeros argumentan que lo que les ha seducido de practicar CrossFit es la variedad de sus clases, la mejora rápida que experimentan en su condición física y el sentido de pertenencia a una comunidad. Los críticos hablan de “secta”, de un deporte que no es para todos y de un alto número de lesiones en sus practicantes.

Pero, cuando acudimos a datos más objetivos, ¿qué sabemos realmente sobre el CrossFit?

Lo primero que nos llama la atención es que el número de hombres y mujeres que practican CrossFit en el mundo es muy similar. Los hombres no suelen participar en clases de actividades dirigidas en los gimnasios, por lo que se convierte en una excepción a la regla.

La franja de edad en la que se sitúa el grueso de los participantes en las llamadas “clases del día” (WOD, por sus siglas en inglés) de CrossFit es de 25 a 44 años, un 60 %. No obstante, estos gimnasios también intentan atraer otro tipo de público y tienen clases específicas para otras edades, ya que el método prevé adaptaciones para todos sus ejercicios.

CrossFit e infancia


La máxima expresión de estas clases alternativas es el programa CrossFit Kids. Estos programas parecen ser sumamente interesantes para la mejora de la condición física, máxime cuando nuestros jóvenes cumplen con muchas dificultades las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de practicar 60 minutos de actividad física, de moderada a vigorosa, al día.

Por ello, algunos expertos alertan de una pérdida de condición física generalizada de las generaciones jóvenes actuales respecto a las anteriores. En un momento en el que nuestra educación física es cada vez más educación, pero probablemente menos física, el fitness infantil puede ser una buena solución a este problema.

Imagen de una clase de CrossFit® Kids en la que se trabaja la condición física general de los niños y niñas. Fuente: www.crossfit.com.

CrossFit adulto


Cuándo hablamos de adultos, ¿son los beneficios del CrossFit igual de destacables?

La respuesta parece ser que sí. Al ser un programa de entrenamiento deliberadamente no especializado, intenta mejorar diversos componentes de la condición física (salud cardiorrespiratoria, fuerza y resistencia muscular, amplitud de movimiento), el equilibrio, la coordinación, la agilidad y la precisión de los movimientos.

Los estudios más longitudinales muestran mejoras significativas en algunos de los parámetros de la condición física mencionados. Si bien es cierto que todavía se debe seguir investigando para que se puedan sintetizar datos de un grupo de estudios importante y ser así más concluyentes.

Mejoras en la condición física de mujeres y hombres que practicaron CrossFit® durante 6 meses. Fuente: Cosgrove et al., 2019.

La mala fama de las lesiones


Una de las preocupaciones de las personas que se acercan a un gimnasio de CrossFit es la posibilidad de padecer lesiones derivadas de su práctica. Si bien el método parece gozar de mala fama en este sentido, los estudios dicen que “la incidencia de lesiones asociadas con los programas de entrenamiento de CrossFit son comparables o inferiores a las tasas de lesiones en halterofilia, running, atletismo, rugby o gimnasia”.

Las zonas anatómicas que generan más problemas en el CrossFit son los hombros, las rodillas y la parte alta de la espalda, y la región lumbar, pero los casos reportados no son ni mucho menos alarmantes. Eso sí, aquellos con menos experiencia y los que acuden menos al gimnasio son los que deben ir con mayor cuidado.

Regiones anatómicas con incidencia de lesión en el CrossFit® y número de estudios que reportan esas lesiones. Fuente: Dominski et al., 2018.

Como en otras actividades deportivas, la preparación de los entrenadores parece ser un elemento más importante para no padecer lesiones que la propia actividad. Un estudio reciente demuestra que la incidencia de lesiones en el fitness era mayor en los programas que no estaban supervisados por un profesional de las ciencias del deporte.

En un contexto en el que el Ministerio de Sanidad Español ha reconocido hace escasas fechas las competencias de los educadores físicos y deportivos en el ámbito del ejercicio para la salud, diremos que lo importante es que la gente haga el ejercicio que más le apetezca, pero que lo haga con criterio y en buenas manos.The Conversation

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

Seguir leyendo

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados para los contenidos y marca de El Rework.