fbpx
Conecta con nuestras redes

¿Qué necesitas buscar?

Política

Claudia Navarro, vicepresidenta MSP: “El fascismo no tiene cabida en el movimiento”

"Si decimos que amamos la patria se piensa que odiamos al resto, y eso es una falacia", enfatiza Navarro.

Fachos, extremistas y nazis son parte de los apelativos que recibe el Movimiento Social Patriota. Sin embargo, para la vicepresidenta la historia es distinta: "No somos ni de aquí ni de allá", menciona. A continuación, la radiografía del futuro partido político desde dentro.


La vida para Claudia era muy distinta hace tres años. Los coqueteos con las Juventudes Socialistas y su breve paso por la Universidad de Buenos Aires fueron buenos tiempos, pero no tenían cabida en su futuro.

Su retorno al país el 2018 y posterior ingreso a la facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile, fueron el respiro que la joven necesitaba para repensar sus propias concepciones políticas tras un largo período de desencanto con la izquierda tradicional. Y, en efecto, fue en la universidad estatal donde conoció a sus dos grandes amores actuales: el nacionalismo y el MSP.

Estaba buscando gente que se preocupara de un nacionalismo real, no de un patriotismo chauvinista que tiene la derecha y tampoco del globalismo abierto que propone la izquierda. Estaba buscando algo concreto, no consignas modernas que no competen con la lucha de clases de nuestra realidad.

¿Qué detonó tu quiebre con la izquierda tradicional?

- Cuando entré a la universidad de Chile y comencé a participar en las movilizaciones me di cuenta que había un popurrí de ideologías con las que no coincidía. No creía que el movimiento de liberalización homosexual o el feminismo fuese tan importante como otro tipo de luchas. Por este motivo, comencé a cuestionar mi propia ideología. Pensé: “ya, qué más tengo” y solo me quedaba la derecha, polo que jamás me ha llamado la atención, así que dejé la política de lado hasta que me topé con el nacionalismo, ideología que no responde a ninguna de estas dos vertientes.

Tus posiciones son disidentes a las del estudiantado común de la Universidad de Chile, ¿te han discriminado por ello?

-Existe un prejuicio dado que no hay un conocimiento profundo sobre la política. Se cree que solamente hay dos vías, que si no eres de izquierda eres facho, que si no eres facho eres comunista. Entonces, cuando decidí decir abiertamente que tengo una opción distinta recibí varias opiniones negativas. Más allá de eso, no.

¿Cómo ha sido tu experiencia como socialpatriota?

-Buena, al fin encontré un lugar que me identifica y en el que se luchan por causas que considero justas. En estos momentos mis ideales a los del partido están casi a un 100% de coincidencia.

Advertisement. Scroll to continue reading.

¿Casi? ¿Tienes algún punto de quiebre con el movimiento?

-Bueno, siempre estamos discutiendo, hay ideas distintas. Si bien queremos apuntar a ser un partido basado en una doctrina, creemos que el primer paso es debatir esas ideas.

Tsunami feminista


La algarabía feminista del 2018 llegó para quedarse en el país. Consignas como Ni Una Menos o Aborto Libre parecen calar cada día más hondo en la sociedad chilena. Sin embargo, Claudia mira el movimiento con recelo. El feminismo ya no es lo que era en un comienzo, menciona, lo de ahora se llama hembrismo.

¿Te consideras feminista?

-Me gusta decir que soy feminista de la primera ola.

¿Qué tiene ese feminismo en comparación al moderno?

-Estoy a favor de un feminismo que busca castigar las injusticias de las mujeres, uno que busca posicionarnos dentro de un ambiente de igualdad capacidad con el hombre. El feminismo misándrico moderno sólo rechaza al hombre por ser hombre.

En redes sociales has defendido abiertamente tu postura provida. A tu parecer, ¿se puede ser feminista y provida?

-Sí, porque estás defendiendo a las mujeres que están por nacer.

Advertisement. Scroll to continue reading.

¿Cuál crees que es la postura de tu movimiento con respecto a este tema? ¿El MSP es feminista?

-Creo que sí, creemos en la igualdad entre hombre y mujer ante la ley. En realidad, cualquier persona con dos dedos de frente pensaría que eso es algo que se debe buscar en la sociedad.

Sin embargo, hace unas semanas Pedro Kunstmann, vocero del MSP,  subió a su Instagram una ilustración burlándose del feminismo, tachándolo de moda…

-Creo que él se refería a este feminismo moderno de tercera o cuarta ola, no del que te hablo yo.

En ese sentido, ¿por qué poner “feminismo” como término amplio y no del sector que buscaba atacar? ¿crees que fue un error?

-Son abstracciones que se hacen para que se entienda mejor la idea, parodias. Creo que se entiende la idea que buscaba ironizar.

De Amunátegui al Congreso


La vieja oficina 407B de la calle Amunátegui  está más activa de lo habitual. El paso de movimiento a partido comenzará a tomar forma desde junio y Claudia, como vocera y vicepresidenta, se lo toma con orgullo. Y no es para menos, comenta, a poco más de dos años de su inicio, la agrupación podría estar a punto de lograr su meta: lograr un escaño en el congreso.

Para desmentir o clarificar los pensamientos en torno al MSP, ¿cuáles son los lineamientos básicos del partido?

-Sin entrar mucho en teoría política, somos de tercera posición. Es decir, somos nacionalistas y no respondemos a este duopolio izquierda-derecha ya que nos parece globalista.

Advertisement. Scroll to continue reading.

¿Cuál es tu definición de globalista?

-Es este proceso de homogeneización del planeta, donde no se atiende a las problemáticas nacionales sino a una pauta externa. El abandono que tienen los partidos políticos actuales hacia la sociedad chilena es el foco que queremos tocar. Al final, nadie se preocupa de los problemas que afectan al chileno promedio.

¿Qué propone el movimiento para solucionar eso?

-El nacionalismo. En términos prácticos, pretendemos llegar al Congreso el 2021 y comenzar a “limpiar la casa”, acabar con la élite política que tiene hegemonizada una parte del poder y que no se la devuelve al pueblo.

Imaginando que ya están en el Congreso, ¿qué medidas propondría el Partido Social Patriota?

-Bajar las dietas parlamentarias, reducir la cantidad de parlamentarios, aumentar las penas de los casos de corrupción…

¿La pena de muerte se incluye en esa lista?

-Sí, es muy importante para nosotros. Hay personas que simplemente ya no se van a reformar lo suficiente como para ser parte de la sociedad y no merecen el esfuerzo de todos los chilenos para seguir viviendo.

¿Para qué clase de delitos está contemplada? ¿Hay alguna edad mínima o límite para su aplicación?

Advertisement. Scroll to continue reading.

-La pena de muerte sólo sería aplicable para los delitos imperdonables, como la violación a un menor de edad con resultado de muerte. En cuanto a la edad, no tenemos aún un consenso claro, pero en el caso de violaciones pensamos en personas de 14 años para adelante.

El polígrafo


Ultraderechistas y xenofóbicos son parte de los adjetivos con que la prensa y la población civil han intentado definir al movimiento. Desde adentro, Claudia afirma que todo es falso y se debe a invalidadores de discurso: “Se toma como odio amar algo. Si decimos que amamos la patria se piensa que odiamos al resto, y eso es una falacia”.

Para aclararlo de una vez por todas, ¿el MSP es fascista?

-Primero hay que pensar qué es fascismo, porque nos dicen eso a menudo personas que no tienen una idea clara del concepto. En realidad no hay conceptos claros, son palabras policías que se usan para invalidar un discurso y no escuchar el contenido. De todas formas, a mí no me parece que el fascismo tenga cabida en el movimiento.

Pero esta idea no nace de la nada, tienen ciertos puntos similares como el patriotismo y la protección económica.

-Así como la izquierda y la derecha también pueden tener similitudes con el fascismo. Nuestro propio sello es el socialpatriotismo, el resto son coincidencias.

Otro tema controversial en tu partido es sobre la importancia que le dan a la identidad chilena frente al ingreso de extranjeros, por ejemplo. Para evitar confusiones, ¿cómo defines identidad chilena?

-Más que racial o sociológico, nuestra identidad es cultural, algo que viene de la mezcla entre un componente indígena y uno europeo. Así como puedes identificar la argentina y decir que son así o asá, el chileno es solidario, porfiado, aguerrido.

En ese sentido, ¿la agrupación es xenofóbica?

Advertisement. Scroll to continue reading.

-No, no odiamos a otras culturas ni las vemos como menos importantes. Mucha gente nos tilda así por nuestra postura ante la inmigración, pero es una verdad que el actual sistema debe ser reformado, hay mucha gente no viene a aportar o hacer el bien. Valoro el inmigrante que viene a trabajar, pagar impuestos y a empaparse de esta identidad chilena.

Entonces, ¿crees que existe un ambiente de endofobia?

-En muchos sectores, sí. Se vende mucho la idea de que lo chileno es malo, eso te hace odiar a otro compatriota y creo que es tan malo como el racismo.

¿El MSP entrega discursos de odio?

-No, considero que se toma como odio amar algo. Si decimos que amamos la patria se piensa que odiamos al resto, y eso es una falacia.

En abril del año pasado colgaron en Las Condes un cartel contra Daniela Vega que decía literalmente: “Daniela Vega es hombre. La verdad antes que la paz”, ¿no consideran eso un discurso de odio o acoso?

-Bueno, puede haber sido dirigido solo a una persona pero está en una posición de poder. No tenemos el alcance… o sea, si Daniela Vega dice que se siente acosada por el Movimiento Social Patriota no le voy a creer. Simplemente fue un intento por materializar la locura de atender las fantasías personales del transexualismo.

¿La transexualidad es una locura?

-Sí, porque cuando se dice que género y sexo no son lo mismo terminas relativizando todo, y eso decanta en normalizar conductas como la pedofilia. Hay que analizar las cifras, ¿por qué las personas con disforia de género tienen la tasa de suicidio más alta? ¿se debe solamente a la sociedad o a otros problemas de tipo mental que puede acarrear la misma disforia? Me parece irresponsable negar a esas personas la asistencia psiquiátrica que necesitan. No es tratarlos de enfermos, es apoyar a las personas en su transición. Al final, si tú quieres hacerlo hazlo, pero que eso sea conciente y no por un impulso de un lobby político.

Advertisement. Scroll to continue reading.

Uniste la pedofilia a la transexualidad, ¿podrías explicar esa conexión?

-Se unen cuando se comienza a relativizar todo, el sexo, el género, las parafilias. Ahora la homosexualidad es una orientación, quizá la pedofilia en unos años también lo sea. De a poco se van normalizando ciertas conductas.

Ya, pero te basas en algo sin fundamentos, ¿no lo consideras alarmista?

-No es alarmista, hace siglos la homosexualidad era ilegal y castigada fuertemente por la sociedad, hoy es ampliamente aceptada. Pero no es nada en contra de los homosexuales.

También deberías leer

Actualidad

El lider de Acción Republicana llamó al astrónomo a pedirle "disculpas a todos los chilenos que usted ofendió".

Reportajes

Ahora que se conmemora el 80 aniversario del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, es importante comprender cómo pudieron ocurrir tanto este suceso como...

Internacional

Si algo ha mostrado la última sesión de investidura es que no existe confianza entre PSOE y Unidas Podemos. Pedro Sánchez desconfía de Pablo...

Política

La Senadora independiente, Carmen Gloria Aravena, solicitó al ministro de Desarrollo Social, Sebastián Sichel, a reunirse con las víctimas de terrorismo en la Región...

Anuncio

Todos los contenidos y servicios de esta página están bajo los derechos de autor de El Rework.