fbpx
Connect with us

Economía

¿Se puede convertir en realidad el trabajar cuatro días a la semana?

David Spencer, profesor de economía de la Universidad de Leeds, trae una nueva idea sobre las jornadas laborales. Donde rompe por completo la ortodoxa metodología de trabajo que se tiene actualmente.

Avatar

Publicado

el

Pixabay

“Deberíamos trabajar para vivir, no vivir para trabajar”, declaró John McDonnell en el discurso pronunciado ante la conferencia del Partido Laborista británico. Y acto seguido se embarcó en una enérgica defensa de la semana de trabajo de 4 días y 32 horas, objetivo que, según McDonnell, debía lograrse en un plazo de 10 años y, sobre todo, hacerse efectivo sin pérdida de salario.

La reducción de la semana de trabajo a 4 días sería una medida verdaderamente transformadora. Representaría una ruptura radical con la cultura de trabajo que impera en nuestra sociedad capitalista contemporánea.

Sin embargo, su radicalismo también plantea dificultades. ¿Aceptarán las empresas un recorte de la semana de trabajo? ¿Qué tipo de legislación se necesitará para lograr ese recorte? En última instancia, ¿podrá adaptarse el capitalismo para dar cabida a una semana de trabajo de 4 días, o será preciso que imaginemos –y construyamos– un futuro más allá del capitalismo?

Argumentos a favor de trabajar menos


Los argumentos a favor de trabajar menos son convincentes. Establecer una jornada laboral más corta nos dejaría tiempo para hacer y ser cosas fuera del trabajo. Nos permitiría tener una vida mejor.

Los datos muestran que una jornada de trabajo más larga está relacionada con diversas formas de enfermedad, tanto física como mental. A este respecto, la reducción de las horas de trabajo podría contribuir a mejorar la salud y el bienestar de los trabajadores.

Además de las ventajas de índole personal, si trabajáramos menos, podríamos mitigar los efectos del cambio climático. La espiral de “trabajar y gastar” tiene un costo ambiental que se podría resolver reduciendo el tiempo que dedicamos al trabajo.

Trabajar muchas horas se ha convertido en la norma. Shutterstock

Reducir el tiempo de trabajo también podría ser una medida rentable por sí sola, ya que da lugar a una mayor productividad. Los cuerpos y las mentes descansadas hacen que las horas resulten más productivas, y ofrecen la oportunidad de producir lo que necesitamos disponiendo de más tiempo libre.

Por último, también podríamos trabajar mejor. Si eliminamos horas de trabajo duro, podríamos liberar tiempo para disfrutar de un trabajo más gratificante. La reducción de las horas de trabajo se refiere no solo a mejorar la calidad del trabajo, sino también a aligerar su carga.

Persistencia del trabajo


Pero el sistema en el que vivimos sigue presionándonos para que trabajemos más. En algún momento del pasado, se supuso que el capitalismo, en su evolución natural, acabaría dando lugar a una jornada de trabajo más corta. Como es sabido, en 1930 el economista John Maynard Keynes imaginó que hacia 2030 se implantaría la semana de trabajo de 15 horas. Pensó que este logro se materializaría sin necesidad de llevar a cabo una reforma fundamental del capitalismo.

Sin embargo, la realidad es que las horas de trabajo en las economías capitalistas no se han reducido ni un ápice, e incluso han mostrado visos de aumento (en especial desde la crisis financiera mundial). Es cierto que existen importantes diferencias entre los distintos países en lo que respecta a las horas de trabajo. Por ejemplo, los trabajadores de Alemania disfrutan de una jornada laboral más corta que la de sus homólogos estadounidenses.

No obstante, ningún país tiene previsto, ni de lejos, implantar una semana de trabajo de 15 o incluso 30 horas en los próximos 10 años. De mantenerse las tendencias actuales, la mayoría de las economías capitalistas van camino de tener una semana de trabajo media que duplica con creces la predicción de Keynes.

Las razones de este estancamiento de las horas de trabajo son diversas. Por un lado, está la cuestión del poder. Los trabajadores no conseguirán una reducción de las horas de trabajo si no tienen el poder de negociación necesario para hacerla realidad. El debilitamiento de los sindicatos y el cambio hacia el modelo de gestión orientado a la “creación de valor para el accionista”, que mide el éxito de una empresa por el rendimiento que aporta a los accionistas, ha hecho que muchas personas trabajen más horas –o el mismo número de horas– por un salario más bajo.

Deberías leer:  Felipe II y Juan Negrín: los curiosos lazos de dos leyendas negras

Por otro lado, la fuerza continua del consumismo ha respaldado la ética del trabajo. La publicidad y la innovación de productos han creado una cultura en la que la jornada de trabajo larga se ha aceptado como algo normal, e incluso han coartado la libertad de los trabajadores de vivir bien.

El sistema actual. Matt Gibson / Shutterstock.com

Algunas propuestas


La dificultad para todo partido político que defienda el objetivo de reducir las horas de trabajo consistirá en superar los obstáculos mencionados. En concreto, el Partido Laborista ha rechazado un recorte de la jornada laboral que afecte a toda la economía. En cambio, favorece un enfoque sectorial, a través de un sistema renovado de negociación colectiva.

McDonnell ha propuesto que la jornada laboral (junto con las tasas y las condiciones salariales) pueda acordarse a nivel sectorial mediante la negociación entre los empleadores y los sindicatos. Cualquier acuerdo que se alcance sobre la reducción de la jornada de trabajo podría pasar a ser jurídicamente vinculante. Este planteamiento sigue, en cierto modo, el ejemplo de los convenios de negociación colectiva de Alemania, donde los empleadores y los sindicatos han alcanzado acuerdos para establecer semanas de trabajo más cortas.

A este respecto, el problema será reactivar la negociación colectiva en una época caracterizada por la baja afiliación sindical. Algunos sectores de servicios, como el comercio minorista y los sectores asistenciales, tienen una presencia sindical muy limitada, por lo que puede resultar difícil reducir el número de horas de trabajo a través de esta política.

McDonnell también propuso la creación de una “Comisión del Tiempo de Trabajo” con potestad para recomendar al Gobierno que aumentara, lo antes posible, los derechos de vacaciones previstos por la ley sin incrementar el desempleo. Esta medida es más prometedora, ya que pretende generar un nuevo debate —que ojalá desemboque en un nuevo consenso— sobre la conveniencia de acortar el tiempo de trabajo en el conjunto de la economía. Uno de los efectos de esta comisión podría ser la recomendación y puesta en práctica de una semana de trabajo de 4 días en todos los sectores.

En un nuevo informe elaborado por lord Skidelsky, por encargo de McDonnell, se describe una agenda de política amplia orientada a implantar una jornada de trabajo más corta. Si bien hay ámbitos que admiten discrepancia, el propio informe y la adhesión del Partido Laborista a esta política constituyen un importante paso adelante en el debate sobre la reducción de la jornada de trabajo. En general, parece que empieza a haber una mayor presión para conseguir una semana de trabajo de 4 días o incluso de 3 días.

Sin embargo, siguen existiendo enormes obstáculos para el cambio. Como se ha visto en la acogida que el anuncio del Partido Laborista ha tenido entre los grupos de los distintos sectores, habrá que convencer a las empresas de las ventajas que conlleva una semana de trabajo más corta.

Pero el escepticismo de las empresas no hace sino demostrar hasta qué punto tenemos que replantearnos la economía y, en general, la vida. Si continuamos trabajando tanto como hasta ahora, no solo seguiremos perjudicándonos a nosotros mismos, sino también a nuestro planeta. En definitiva, trabajar menos no es un lujo, sino un componente necesario de nuestro progreso como seres humanos.The Conversation

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

Economía

Ministro de economía anuncia entrega de más de 7.000 subsidios a pymes con daño material

El titular de Economía explicó que este beneficio será otorgado a través de Corfo y Sercotec; y que corresponde a los emprendedores que se registraron en el primer y segundo catastro.

Avatar

Publicado

el

Por

Más de 7.000 micro, pequeños y medianos empresarios que sufrieron daño material de sus negocios producto de los últimos actos de violencia y se inscribieron en el primer y segundo catastro del Ministerio de Economía recibirán subsidios para la recuperación de sus empresas.


Unas 14.823 pymes se inscribieron en ambos catastros, constatando daño material y/o reducción de sus ventas por no poder abrir con normalidad (lucro cesante), afectando a 75 mil empleos.

De este total, más de 9.000 pymes presentaron daño material y más de 7.000 pymes serán beneficiadas con los subsidios por cumplir con los requisitos, tales como estar siniestradas, estar formalizadas y tener regularizadas sus obligaciones tributarias y laborales.

El monto de los subsidios va desde los $ 500 mil y los $ 4 millones, con un promedio de $ 1,9 millones, y su entrega se calcula de acuerdo a la afectación constatada por cada beneficiario. En total, esta medida de apoyo económico implicará un gasto fiscal por $14.247 millones.

Este anuncio lo realizó el secretario de Estado junto a Eduardo Lazo, un emprendedor de Puente Alto que sufrió el saqueo de sus dos locales y que recibió un subsidio de $ 4 millones.

“Hay muchas micro, pequeñas y medianas empresas que están sufriendo en carne propia lo que ha significado el deterioro en nuestra economía, con la violencia que hemos visto en las calles, lo que los ha dejado en una situación de extrema fragilidad. Es ahí donde tenemos que hacer un cambio (…) Lo que tenemos que hacer es emparejar la cancha y darles más herramientas para robustecerlas de cara al futuro,”, recalcó el ministro Palacios.

En tanto, el emprendedor sostuvo “el 18 de octubre fue un día terrible. Ese día fueron vandalizados mis dos locales al interior de la estación de metro y ese día nos cambió la vida. Como pequeño comercio es difícil volver a pararse, porque los recursos son muy limitados. Me enteré del subsidio que iba a entregar el Gobierno para las pymes afectadas y empecé a trabajar para postular. Estamos viendo el resultado hoy día, el que nos genera más fuerza para poder seguir trabajando”.

En la ocasión, el secretario de Estado estuvo acompañado de la directora nacional de Sercotec, Carolina Undurraga; y el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Pablo Terrazas, ambas a través de las cuales se entregarán estos subsidios.

Deberías leer:  Felipe II y Juan Negrín: los curiosos lazos de dos leyendas negras

Asimismo, estuvo presente el vicepresidente de Banco Estado, Pablo Correa, para informar el apoyo que ha entregado la entidad financiera a los emprendedores afectados por la coyuntura nacional. Reveló que, a la fecha, el conjunto de medidas Pro Pyme ha implicado la entrega de financiamiento a casi 12 mil micro y pequeñas empresas, por un monto cercano a $36 mil millones.

“Banco Estado ha recibido una capitalización extraordinaria por parte del Gobierno y un mandato claro, tanto por parte del Ejecutivo como del Congreso, para focalizar esta inyección adicional de recursos en financiar a la pequeña y mediana empresa del país. En ese sentido, hago una invitación a todas las pymes de Chile que vaya a Banco Estado. Hoy día, BancoEstado más que nunca es el banco de las pymes y de todos los chilenos”, subrayó Correa.

Otras iniciativas de Levantemos tu pyme


En el marco del plan Levantemos tu pyme, el titular de Economía también informó que se han realizado 529 operaciones de reprogramaciones y entrega de nuevos créditos con garantías Fogain de Corfo a tasas más rebajadas, por un monto total cercano a $9.700 millones.

La autoridad también señaló que cerca de 1.100 pymes han recibido asesorías financiero contable y charlas de capacitación por parte de la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento de forma gratuita.

Finalmente, reveló que cerca de 152 mil contribuyentes, entre ellos pymes, han sido beneficiados por las facilidades tributarias que ha dispuesto el SII y más de 600 contribuyentes pymes han sido apoyados con la condonación de intereses y multas por retraso de pago de impuestos por parte de la Tesorería General de la República.

Matías Pinochet, Seremi de Economía nos indico que en la Región del Maule estamos materializando la ayuda a las pymes caídas, queremos que todas las PYMES puedan volver a vender, en el comercio, el centro esta más tranquilo y esta teniendo una mayor afluencia de publico, eso da confianza de que vamos a recuperar este mal momento, esta mala racha que tuvo el comercio y así todas las PYMES junto con los comerciantes van a poder salir adelante, que es lo único que ellos quieren, quieren tener tranquilidad para poder vender y más encima en una muy buena época como es la navidad para recuperar lo perdido en toda la Región del Maule.

Seguir leyendo

Economía

Estiman que recuperación económica chilena será durante el segundo trimestre de 2020

La proyección del economista considera el término de las protestas violentas y un activo y rápido apoyo gubernamental a las pequeñas y medianas empresas.

Avatar

Publicado

el

Por

Las manifestaciones sociales mantienen la economía funcionando a media máquina y según el gobierno se cierne sobre Chile una recesión, ante lo cual el economista de la Universidad de Talca, Gabriel Pino, apunta a que una solución es reactivar rápidamente las pequeñas y medianas empresas (pymes) que son las que absorben la mayor cantidad de mano de obra del país.


Si se mantiene el país semiparalizado, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, estima que, para fines de año e inicio del próximo, Chile entrará en una “recesión técnica” con el riesgo de perder hasta 300 mil empleos.

El académico de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Talca, explicó el concepto de la “recesión técnica” mencionado por la autoridad ministerial: “La convención internacional, en general, dice que un país entra en recesión cuando tiene dos trimestres con crecimiento negativo. Lo que se espera es que el último trimestre del año sea efectivamente negativo por la baja importante que ocurrió en octubre y esperamos que noviembre también venga mal en el contexto social que vivimos. Esto es complejo al menos en el mediano plazo por eso es que el ministro habla de que este trimestre y el primer trimestre del próximo año la actividad económica va a estar bastante lenta”.

En esa línea, el académico agregó que “si bien las demandas sociales son justas, y esperamos que tenga beneficios importantes para la sociedad chilena, se van a ver en el largo plazo, pero en el corto plazo vemos que la actividad económica se detuvo bruscamente desde el comienzo de estas manifestaciones y esto ha traído un impacto relevante en las pequeñas y medianas empresas principalmente”, dijo.

Si bien las empresas de gran tamaño han sido afectadas en su normal funcionamiento, son las pymes las que generan un impacto considerable en el desarrollo productivo del país. “Todas estas destrucciones que hemos visto, si bien han impactado a las grandes empresas estas tienen seguros asociados y tampoco absorben una cantidad de mano de obra importante en comparación a las pymes que son las que producen el mayor empleo en Chile, por lo tanto, cuando hay una pyme que no puede pagar sus deudas, que está quebrando hoy día u otras que lo van hacer mañana, eso tienen un impacto en el desempleo, muchas personas que van a quedar sin trabajo y eso va a ser un golpe fuerte a la actividad económica nacional”, sentenció el economista.

Deberías leer:  ¿Hemos pecado de optimistas ante el cambio climático?

En la medida que las protestas terminen y se reactive la producción, el país debería enmendar el rumbo. “Yo confío que la actividad económica nacional es bastante saludable como para recuperarse rápido, aunque ahora la expectativa es bastante incierta, porque si bien hemos tenido anuncios importantes en las últimas horas, nada nos asegura que las protestas y las demandas sociales van a terminar, lo más probable es que disminuya el nivel, lo cual va a ayudar a la actividad económica. Si esto se soluciona pronto creo que van a haber información y datos positivos ya en el segundo trimestre del próximo año“, subrayó Pino.

Rol del Estado


Las pequeñas y medianas empresas cumplen un rol muy relevante en mantener la productividad del país ya que son responsables de más del 70% de los empleos, por lo cual el Estado debe apoyar su reactivación. “En la medida que esto se normalice, que las empresas puedan comenzar a reparar sus locales y funcionar, el gobierno tiene que actuar rápidamente. Probablemente vamos a tener un aumento importante en el gasto publico enfocado en las pymes, ayudar con créditos y otras herramientas, el gobierno tiene que buscar la forma para que las pymes vuelvan a abrir sus puertas, si sucede esto se va a solucionar más rápido”, indicó el académico utalino.

Seguir leyendo

Economía

Subsecretaría de Evaluación Social decide reprogramar Encuesta Casen para 2020

La determinación, que sigue la recomendación del Panel de Expertos Casen 2019 vela por los resguardos técnicos de comparabilidad de la muestra y de calidad de los datos recogidos.

Avatar

Publicado

el

Por

Tras una exhaustiva evaluación en conjunto con el Panel de Expertos Casen 2019, la Subsecretaría de Evaluación Social determinó posponer la toma de la muestra de la Encuesta de Caracterización Socioeconómica (Casen) que se extendería desde el pasado 31 de octubre hasta el 31 de enero de 2020, para el período entre noviembre de 2020 y enero de 2021.

Esta determinación se tomó a raíz de la contingencia que vive nuestro país, teniendo como objetivo velar por la calidad de los datos recogidos relativos a grupos prioritarios para la política social sobre temas demográficos, de educación, salud, vivienda, trabajo e ingresos, entre otros.

La postergación no afectará la comparabilidad de los resultados obtenidos, ya que Casen ha sido levantada indistintamente cada dos a tres años. Más específicamente, entre 2000 y 2009 tres encuestas fueron realizadas con una frecuencia de tres años.

Deberías leer:  Ministro de economía anuncia entrega de más de 7.000 subsidios a pymes con daño material
Seguir leyendo

Deberías leer

Síguenos en Facebook

Publicidad