¿Por qué es tan difícil ahorrar?