Chile sufre por el calor más que cualquier otro país de la región