Crónicas

En busca de un tesoro

0

Cuando tenía ocho años, Joaquín junto a su padre arreglaban un carruaje modelo Break del año 1840. Todas las tardes después del colegio, iba al establo y trabajaba en él. Era algo especial. “Mi padre antes de morir me insistía que siguiera remodelando el Break, nuestro coche favorito, para que continuara aprendiendo», comenta Joaquín desde Melipilla, comuna donde se encuentra su Hacienda y sus carruajes.

En 1994 junto a Omar, su capataz, viajaron a Argentina y llegaron a un establo derrumbado. Entre sus escombros encontraron un valioso tesoro: carruajes. “Hicimos varios viajes; en el año 2002 trajimos tres, en 2004 fueron cinco, el último fue en el 2008”, recuerda. Llegaban a Argentina y se iban directo a la búsqueda. Todos estaban con termitas y desarmados. Fueron dieciocho, los compraron y se vinieron a Chile, aquí mandaron a buscar un experto en carruajes antiguos para que los fuera a ver. “Llegó Thomas, un alemán…los miró y no lo podía creer, quedó pasmado, pensábamos que le había pasado algo, pero no”, dice.  

Ford, Peugeot y Daumont de 1730, eran algunas de las marcas y nombres de los coches que el alemán les mostró, ya que en los ejes de las ruedas estaba impreso las marcas de los vehículos. El afán por coleccionar iría tomado de la mano con la historia. “Gracias a Thomas, quien falleció en el 2016, aprendimos mucho sobre carruajes”, comenta.

Actualmente son veintisiete los carruajes que decoran su Hacienda, de esos, sólo dos son chilenos. “En Argentina los hacían y traían las piezas legítimas desde Europa, no como en Chile, donde  el eje de las ruedas delanteras con las traseras no son “parientes”, podían ser hasta primos, pero no eran iguales y los carruajes argentinos estaban con todas sus piezas originales”, explica.

Hoy cuenta y muestra emocionado su colección, la que comenzó como un ingenuo juego de padre e hijo. Joaquín fantasea, mientras conversa con Omar sentado en los asientos de cuero de la parte posterior del Break.

Gobierno envía nuevo plan «exprés» de descontaminación en Quintero

Previous article

Piñera llega a París: tendrá gira de diez días en Europa

Next article

Comments

Comments are closed.

You may also like