Chilenos crean bolsas hidrosolubles
Siguenos

Ciencia

Chilenos crean bolsas hidrosolubles

EFE
Macarena Farrán

Publicado

el

Un grupo de emprendedores presentaron, este martes 24 de julio, su nuevo producto: bolsas plásticas y de telas reutilizables, capaces de disolverse en el agua, sin contaminar.

“Solubag” es la empresa a cargo del nuevo producto, la cual se caracteriza por fabricar productos, amigables con el medio ambiente. Es dirigida por Roberto Astete y Cristián olivares, quienes durante cuatro años trabajaron en el proyecto, el cual inició con la creación de un detergente biodegradable y falló, teniendo como resultado la formula química del PVA (alcohol de polivinilo) biodegradable, capaz de disolverse en el agua, sin dejar residuos tóxicos.

Roberto Astete, director general de Solubag, señala que “nuestro proyecto deriva de una (piedra) caliza que no daña al medio ambiente”, la cual, según declaraciones en el programa radial “una nueva mañana”, fue sintetizada en dos ocasiones hasta lograr un gas con las características del PVA.

La creación de esta bolsa “…es como hacer pan”, “para hacer pan se necesita harina y otros componentes. Nuestra harina es el alcohol del polivinilo y otros componentes aprobados por la FDA (agencia estadounidense reguladora de productos), que nos ha permitido una materia prima para hacer distintos productos”. Solubag espera comercializar sus productos (bolsas, cubiertos, platos y envases) a partir de octubre de este año, en nuestro país.

Como parte de la presentación, muestran la solubilidad de sus bolsas de plástico, en el agua fría, y de tela, en agua caliente. Astete asegura que “lo que queda en el agua es carbono…”, la cual sigue siendo potable, según las pruebas medicas realizadas posteriormente a la disolución. Esta “no tiene  ningún efecto en el cuerpo humano”, es así como lo comprueba bebiendo varios sorbos del agua.

Afirman que “la gran diferencia entre el plástico tradicional y el nuestro, es que aquel v a estar (deteriorándose) entre 150 hasta 500 años en el medio ambientes, y el nuestro solo demora cinco minutos…”. Recalcan que la bolsa soluble “es un producto que existe hace mucho tiempo… nosotros mejoramos la formula… y mejoramos las maquinas…” que están a cargo de su producción.

Otras características


¿Qué sucedería con la lluvia y las bolsas?, señalan que estas podrían programarse a una temperatura especifica de disolución.

Son anti-asfixia, ya que también son solubles a las lágrimas y saliva.

La resistencia de esta dependerá de su tamaño y espesor. Hasta el momento el prototipo fabricado, para su utilización en farmacias, soporta dos kilos.

Tal innovador proyecto fue galardonado por el premio Singularity U Chile Summit 2018 como “emprendimiento catalizador de cambio”. Se piensa que el emprendimiento ha llegado en buen momento. Bolsas como estas reducirían la contaminación del plástico en los océanos

Advertisement