Siguenos

Ciencia

Actividad cerebral antes, durante y después de un orgasmo femenino

Publicado

el

Si bien existe una vasta literatura respecto de la actividad de las regiones cerebrales durante la excitación sexual en hombres y mujeres, existen limitaciones técnicas para dichos estudios durante el orgasmo, principalmente en el femenino.

Este es el desafió que asumió un destacado grupo de investigadores de la universidad de Rutgers en Nueva Jersey liderado por Barry Kimisaruk, cuyo objetivo es estudiar y comparar la actividad cerebral femenina antes, durante y después del orgasmo a través de la técnica de resonancia nuclear magnética funcional, un examen médico que permite visualizar la actividad o desactivación de áreas del cerebro frente a una determinada actividad.

Dentro de las grandes limitaciones de esta técnica es requiere que el sujeto a evaluar mantenga una posición fija durante el procedimiento para que los resultados sean confiables. Es por esta razón que para llevar a cabo dicho estudio, lo primero que tuvo que realizar el equipo de investigación fue diseñar un ensamble de distintos elementos de sujeción de cabeza disponibles en el mercado con lo cual lograron que el movimiento de la cabeza de las mujeres que estudiaban fuera menor a 1,3mm durante todo el protocolo de adquisición de imágenes. A pesar de las dificultades de realización por medio de una resonancia, se prefirió este método al PET, puesto que la resonancia te permite tomar imágenes cada dos segundos, por lo cual  se puede estudiar de mejor manera lo que va ocurriendo en el cerebro del paciente durante el procedimiento.

Una vez superada esta dificultad se sometió a estudio a un grupo de mujeres voluntarias que siguieron protocolos de autoestimulación y estimulación por un compañero para lograr el orgasmo. el procedimiento comienza con un periodo de reposo, luego a través de un botón debían indicar el inicio de la estimulación, el comienzo y termino del orgasmo, y finalmente avisar la recuperación del mismo.

Entre los resultados obtenidos no se encontraron diferencias significativas en la actividad cerebral de orgasmo autoinducido y aquel provocado por la estimulación de un tercero. El punto interesante es la significativa diferencia en la actividad cerebral que ocurre durante el orgasmo, comparado con el periodo de excitación sexual y la recuperación de este. Dicho aumento de la actividad es progresivo desde las etapas previas, pero presenta un aumento abrupto al comienzo del orgasmo hasta dos o tres segundos de iniciado el orgasmo.

Dentro de este importante incremento de actividad celebrar, hay zonas que se destacan, como el giro angular y el opérculo lo cual hace pensar que estas estructuras tendrían un papel único en la experiencia del orgasmo. Se ha demostrado que el giro angulado derecho estaría implicado en los estados alterados de la percepción, lo cual explicaría el “estado alterado de la conciencia” descrito por las mujeres durante su orgasmo.

Además, múltiples regiones de la corteza frontal,  principalmente de la orbitofrontal consideradas como puntos hedónicos clave. La activación del tronco encefálico activa las zonas implicadas en la sensación del placer, recompensa y adicción, principales responsables de la liberación de  dopamina cerebral. La estimulación del núcleo del rafe dorsal genera la liberación de serotonina y el núcleo cuneiforme libera analgésicos endógenos, lo cual explicaria el efecto analgésico del orgasmo.

Es importante destacar que la mayoría de las áreas activadas se encuentran en el hemisferio cerebral derecho, lo cual coincide con reportes anteriores y con la observación clínica de pacientes con lesiones en esta región que sufren de disfunciones sexuales.

Es posible concluir entonces, que el orgasmo femenino se convierte más en una experiencia cerebral que genital, y no solo se comprobó que se encienden múltiples regiones cerebrales con diferentes patrones de actividad, sino que no hay inactividad en otras áreas.

Si bien se ha especulado respecto de las conexiones neuronales entre estas áreas asociadas al inicio y término del orgasmo queda mucho trabajo por realizar para permitir una mejor compresión de esta maravillosa y compleja experiencia que es el orgasmo femenino, y por lo tanto, entender de mejor manera disfunciones sexuales como la anorgasmia y favorecer su tratamiento.

Si te gusto esta noticia no olvides leer: Educación Ciudadana: 57% de estudiantes de 8° básico se muestra favorable a una dictadura.

SEGUIR LEYENDO

También podrías leer