Venezuela: Mujeres venden su cabello, leche materna y ofrecen servicios sexuales para subsistir
Siguenos

Internacional

Venezuela: Mujeres venden su cabello, leche materna y ofrecen servicios sexuales para subsistir

También hombres heterosexuales se adentran al mundo de la prostitución gay.

Un grupo de venezolanos hace fila para recibir asistencia alimentaria en Cúcuta, Colombia. (EFE)
Nicolás Fuentes

Publicado

el

Frente a la aguda crisis que está atravesando Venezuela, las opciones para subsistir de la población son cada vez más desesperadas, al verse incapaces de salir del país: ya sea por falta de pasaportes y permisos de trabajo. Muchos venezolanos incluso los que poseen títulos universitarios recurren a lo impensado para sobrevivir y continuar con su travesía migratoria.

Resultado de imagen para crisis en venezuela cucuta

Miles de venezolanos optan por cruzar el puente Simón Bolívar que une a Venezuela con la ciudad fronteriza Cúcuta de Colombia. Dentro de este viaje, muchas mujeres han optado a desesperadas fórmulas para subsistir: algunas vendiendo leche materna para ayudar a otra madres con sus bebes desnutridos, vendiendo su cabello e incluso ofreciendo servicios sexuales con el fin de ayudar a sus familias que aún siguen en Venezuela.

Gracias a un reportaje llevado a cabo por la cadena Fox News confirmó que las mujeres venezolanas pueden llegar a recaudar entre unos 10 a 30 dólares, lo que es equivalente a 7.000 a 20.000 pesos chilenos, vendiendo sus cabellos a peluquerías locales, los cuales su precio dependerá de su calidad y longitud.

Dentro del reportaje, también se especifica las edades de estas mujeres que ofrecen esos servicios en las calles de Cúcuta, de las cuales muchas tienen tan solo 14 años y se mantienen ganando 7 dólares aproximadamente (5.000 pesos chilenos) para sobrevivir y costear viajes en lo que queda para alcanzar su destino. Entre otras informaciones también se destaca que incluso hombres heterosexuales “se venden en el mercado gay” por obtener algo de dinero.

Amy Roth Sandrolini, la jefa de personal de la organización con sede en EEUU, “The Exodus Road” dijo “Debido a la brutal situación económica en Venezuela, vienen a Colombia en busca de trabajo o, al menos, de refugio y atencion básica. Pero por lo general, terminan vendiendo velas o café en los semáforos”.