Alumnos de colegios particulares son quienes envían más fotografías desnudos